Una hoja cae y un corazón se marchita. Hay amores que nos miman y amores que nos abandonan a nuestra suerte. La hoja que no cae, es el símbolo del amor perenne…