Una flor sola

00179 Una flor sola

Paseaba por el bosque de Atamaría hacia el camino de subida al Monte de las Cenizas, mirando alrededor buscando orquídeas. Había muchas, todas con unos colores explosivos, sugerentes hasta decir basta. Sin embargo, la belleza a primera vista siempre me ha resultado poco interesante, así que pronto dejé de asombrarme con esas flores y proseguí mi paseo intentando dejar la mente en blanco.

Apenas unos minutos después, fuera del camino y debajo de los árboles, en un suelo repleto de agujas de pino y ramajes de todo tipo, apareció esta flor. Me detuve frente a ella y volví a recordar que yo andaba buscando orquídeas, pero después de ver tan pequeña joya me quedé fascinado con sus formas. Era realmente preciosa. La fotografié y, como ya no quise seguir buscando, me quedé junto a ella hasta la puesta de sol. Ahora sé que se llama Bellardia.

19 comentarios en “Una flor sola”

  1. Bellardia descubierta por el contemplador,
    Bellardia en su esplendor, como una tímida niña entre flores deslumbrantes,
    Bellardia amada y atesorada por el contemplador.

  2. Una foto preciosa. Yo que ando mucho mirando al suelo, creo que no encontré cosa tan bonita. Yo de fotos no entiendo, pero en imágenes te puedo decir que es muy bonita. gracias por compartir todo esto q pones con todos nosotros.

  3. me gustan tus fotos,como siempre 🙂
    una flor realmente hermosa… podrias llevarla a mi nuevo blog, para darle un poco mas de color? :p me estoy acomodando en una nueva pagina y aun se ve un poco sosa…

  4. veo con alegria k sigues «descubriendo» fotos k al verlas……….KATAKROKK….algo reacciona en el interior de las personas y no pasan desàpercibidas.
    Sigue ayudandonos a los simples mortales a percibir la belleza

    ya sabes kien soy…gracias

  5. Gracias mil, mtx, por el comentario y por el correo que me has enviado. Da fuerzas, impulso para seguir, ánimos, de todo 🙂
    Me alegra mucho saber que tantas personas a quienes no conozco disfrutan entrando en La Casa Giratoria y, más aún, la recomiendan a todos sus conocidos, siguen sus entradas día a día compartiendo mi universo personal…
    Me emocioné mucho con el mail. Gracias otra vez y un fuerte abrazo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *