Un testigo literario

Imagen Slh me ha enviado un testigo literario con un cuestionario a responder. Dice que me lo envía porque está segura de que en esta casa hay libros.

Estás atrapado en Fahrenheit 451, ¿qué libro te gustaría ser?
Ningún libro debe arder. Nunca.

¿Alguna vez te enamoraste de algún personaje de ficción?
No soy muy enamoradizo, y mucho menos de personajes de ficción.

¿El último libro que compraste fue?
El curioso incidente del perro a medianoche, de Mark Haddon

¿Qué estás leyendo actualmente?
Ufff… algo más técnico que literario:
Diseño con estándares web, de Jeffrey Zeldman
Y algo más literario que técnico:
Amrita, de Banana Yoshimoto

Cinco libros que llevarías a una isla desierta:
El extranjero, de Albert Camus
Libro del desasosiego, de Fernando Pessoa
La metamorfosis, de Franz Kafka
El principito, de Antoine de Saint-Exupéry
Ensayo sobre la ceguera, de José Saramago

Aunque lo que no quisiera olvidar es algo para escribir, porque los libros se acaban…

¿A quién le pasas el testigo y por qué?
Se lo paso a Roberto Zucco, Cross, Sonela, Vir y Lukas, porque escriben demasiado bien como para no tener buenos libros entre manos. 😉

12 comentarios en “Un testigo literario”

  1. Veo que acerté pensando que tendrías biblioteca.
    Después de leer «Ensayo sobre la ceguera» me enganché a Saramago; estupenda elección para tu isla.
    Seguiré la cadena…
    Saludos!

  2. No es «dime con quien andas y te diré quien eres», es «dime que lees y sabré como repiras». Te diría que son muy buenos los libros que te rodean, pero es una opinión, en cuestión de lectura lo que para uno es bueno para otro es bazofia y viceversa. Uno puede ser muy culto y leer siempre complicados tratados, pero para despejar la mente utilizar el libro gordo de Petete ¿o no?
    Gracias por el testigo que acepto encantada tratándose de libros, y que lo haré evidente en el próximo post.
    Besos encuadernados 😀

  3. Comparto contigo, sobre todo, la respuesta a la primera pregunta. Comparto también el gusto por leer a Saramago (precioso el cuento que me recomendaste, por cierto) y a Banana. Y seguro que un montón de cosas más …
    Besos.

  4. Para la isla desierta también prefiero llevarme lápiz y mucho papel, no hay nada como la propia imaginación, deberías intentar escribir tus propias novelas… tú puedes.

  5. Entro al jardín de tu casa y hallo el post, la invitación… y acepto
    este segundo testigo (el anterior me lo dio mi querida chocoadicta) sonriendo. Lo que sucede es que aún no termino de leer y releer los libros que comenté en el puerto… Mas ¿cómo decir no a quien ha pintado hoy para nosotros un espacio de su bilbioteca?.
    Sigo sonriendo…

  6. Recojo tu testigo Angel. Por cierto los dos estamos leyendo Amrita, no se dónde lo habrán recomendado… ;).
    Lo que me echaron de 20minutos de tanto votarte era una broma.. intente votar dos ves seguidas y me salió la ventana con el aviso, es fue todo…
    Un fuerte abrazo.

  7. Te voy a contestar aquí porque esta semana me va a ser imposible hacerlo en mi página.
    1. Libro que me gustaría ser: ninguno.
    2. Enamorado de personaje de ficción: de ninguno de ficción. De Marilyn Monroe, sí.
    3. Ultimo libro comprado: «Almas grises», de Philippe Claudel.
    4.Lectura actual: Relectura de poemas de Borges.
    5.Cinco libros y yo en una isla: La Divina Comedia, Obras completas de Shakespeare, una novela de Auster por decidir en el último momento, Obra poética completa de César Vallejo, el que cogiera por azar antes de cerrar la maleta.
    6. Esta vez, por las circunstancias indicadas, no le paso el testigo a nadie, pero se lo agradezco a quien me lo pasó a mí.
    Un abrazote.

  8. Desde luego… sólo coincidimos en un libro, «LA METAMORFOSIS» lo leí con 12 años, y luego otra vez con 16 (entonces, obviamente, lo entendí mejor…) me encant ese libro… ainssssss
    Cuídate, besos y un big abra:
    Alma;) (f)

  9. Muchas gracias, Ángel, por el testigo, ya lo comentaré en un próximo blog, después que me recupere un poco de Madrid 😉 Ya sabía yo también que acabarías invitándonos a un rinconcito de tu biblioteca…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *