Un paseo por Calblanque (y 4)

La lucha geológica del Mediterráneo con las arenas calcificadas, diseñó en la paciencia del tiempo una arquitectura natural de gran belleza repleta de vida ancestral convertida en piedra, caparazones de tortuga, fósiles de estrellas de mar, dinosaurios,… La imaginación se desborda en este lugar al observar las formas creadas con el paso de los siglos, especialmente en las zonas más cercanas a la costa. Es increíble apreciar cómo se puede unir la imaginación natural, la arena, los animales marinos y un poco de carbonato cálcico para obtener semejante resultado. Las plantas rupícolas que aquí habitan se han acostumbrado a sobrevivir a las duras condiciones derivadas de un viento cargado de partículas de sal.

Abiertos a las sorpresas que este lugar nos quiera seguir ofreciendo, encontramos los bufaderos. Hoy es fuerte el oleaje, así que estos agujeros en la duna fósil disparan agua salada en vertical, gracias a la impresionante fuerza del mar y a sus efectos en la duna fósil. Se siente el aire salado penetrar en los pulmones y la suave caricia embriagadora de la brisa en la piel.

Ya no sabemos si continuar la marcha o quedarnos aquí para siempre, aún sabiendo que eso sería materialmente imposible. Decidimos terminar la mañana en las dunas móviles de la playa, tumbando nuestros cuerpos al sol. Quizás nos hemos dormido y todo ha sido un sueño, quizás es ahora que nos adormilamos en estas mágicas arenas. El sueño es posible. Sólo hay que dejarse llevar por el embrujo de Calblanque para comprobarlo.

26 comentarios en “Un paseo por Calblanque (y 4)”

  1. Estoy con Gala, tal vez digas sólo las cosas bonitas, pero las «malas», para que queremos saberlas? Es un lugar maravilloso, y verlo a través de tus ojos todavía lo hace mejor.

    un beso.

  2. Es cierto que sólo cuento lo bueno. No soy guía turístico, pero aprecio y conozco muy bien este parque. Si quereis ver la parte negativa de la historia, echadle un vistazo a esto, fruto de la presión urbanística que sufre. (Cuando entreis, cerrad la ventanita «Última hora» que aparecerá).

  3. Son fantásticas, tanto las imágenes como las descripciones. Este fin de semana viajamos al interior, pero el próximo de buen tiempo, me apunto en la agenda ir a Calblanque. Necesito conocerlo. Gracias por descubrírmelo.
    Un beso.

  4. Como siempre, preciosas imágenes que se quedan mas que en la retina, pero horroroso lo que intentan hacer. Aquí también tenemos una preciosa esquina con vistas atlánticas amenazada por el golf. No es que sea indignante, es incomprensible.
    Un saludo de los que no entienden nada.

  5. Muchas gracias por acercar al resto de España este rinconcito tan maravilloso que tenemos los «murcianicos». Creo que debemos empezar a sentirnos orgullosos de nuestra tierra. Siempre he sido una enamorada de Calblanque pero a partir de hoy mucho más.

  6. el paraiso de verdad si era como esto seria verdad que viviriamos em la gloria escetuando algunos insensatos que tiran sus retos de basura por esas playas tan bonitas y traquilas que cuesta mucho encontrar me quede fascinado y jure que volvere. dichosos murcianos no sabeis lo que teneis, no arreglar el cmino o se estropearian las plyas

  7. esta playa es una gozada, he pasado un fin de semana increible, por el dia gente, mucha gente, muy trankila, naturista la mayoría, sin ruidos, solo el mar tanto de dia como de noche, arena finísima y agua tranquila y clara, ideal para desconectar de la prefabricada realidad que tenemos. No tiene desperdicio. yo tengo claro que volveré

  8. calblanque es para mi, mi lugar en el mundo predilecto.la mejor puesta de sol, el mar mas bonito, los mejores sonidos… para mi, la paz interior.
    solo pido que cuidemos entre todos este lugar.

  9. He tenido la suerte de vivir al lado de este lugar durante muchos años… unos 14 si no me equivoco… Calblanque es un lugar especial… en verano y en invierno… es un sitio en el que todo queda atrás… pura magia cerca de aberraciones turísticas como La Manga… Que la especulación no llegue nunca a Calblanque, pero tratándose de Murcia, casi podemos empezar a ultimar los detalles para su entierro… qué mal anda la cosa… Disfrutad de Calblanque mientras podáis… no os vais a arrepentir…

  10. Soy de Barcelona, he veraneado toda mi vida en Murcia, y he visitado muchas playas, pero el encanto que tiene Calblanque no lo he encontrado en ningun otro lugar. Espero que entre todos podamos llegar a conservar estos maravillosos paisajes.

  11. Francisco Muñoz de Escalona

    No tenía noticia de este espacio murciano. Conozco el cabo de Palos y La Manga. Nunca pensé que entre ambos puntos pudiera haber algo tan singular. Y protegible, claro. El problema es que su futuro pende de su descubrimiento por las hordas. Es una dura paradoja que dar a conocer un lugar privilegiado conlleve su destrucción en este mundo de dos caras en el que el vencimiento de la distancia y la consiguiente ocupación del territorio facilitada por el abaratamiento de los desplazamientos lleva en su seno el virus de la basura imparable. Convendría expandir la lucha más allá de la región a fin de que los políticos, que son los valedores de los mercenarios, logren lo que se proponen: aumentar su riqueza a costa del patrimonio de la humanidad.

  12. Vivo a una hora y …….. aproximadeamente de Calblanque y en verano suelo ir con la familia. Lo descubrimos hace unos seis años y desde entonces no dejamos de ir. Es un lugar muy bonito, a mis hijos les encanta, el agua transparente, tanto que ves los peces nadar entre tus piernas y mucha tranquilidad. ¡ojala los accesos se queden como estan ¡ , es una forma de protección natural .

  13. yo quiero ir ahi…estas vacaciones me acerco a esa playa tiene buena pinta..conoces los velez? si es asi queda muy lejos?agradeceria tu contestacion.besos deu.

  14. bueno ya lo he mirado ..me pilla un poco lejos no creo que me lleven hasta alli,me conformare mirando fotos…ves? otra cosa buena que tiene internet viajar donde te apetezca sin moverte del sitio,nos consolaremos asi no nos queda otra jejejeje.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *