Te busqué en mis días,
en mis noches sin luna
y apartadas esquinas,
en mares sin bruma
y versos sin rima,
te busqué sin mesura
sin descanso ni fatiga
pero equivoqué mi ruta
alejado de tu poesía
no hubo consuelo ni cordura.
Mas cuando busqué sin expectativas
hallé de tu alma su lisura

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *