Tan prolongada resultó la noche, tan largo el tiempo sin ti, tan inmensa la soledad que tu ausencia provoca, que ahora a tu lado, soy capaz de sumar caricias y multiplicar besos