Jara blanca

Jara blanca

Un inesperado viento, unas inoportunas gotas de lluvia, harán caer los delicados pétalos de las jaras blancas al suelo.

Estas esporádicas flores, que durante unas breves semanas de primavera pueblan la sierra de Cartagena, saludan al caminante primaveral desde su efímera existencia.