Solo un último esfuerzo,
sin lastres,
sin una voz, sin miedo.
¿Alguna vez fallaste,
abandonaste algún reto?
Acaso sin fuerza no caminaste
por alcanzar lugar postrero,
no rompió el alma en partes
quien debió llevarte al cielo.
Empuja como solo tú sabes,
que tu cuerpo hará el resto.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *