Solo en tus labios manan alegría y fortuna,
salvo desiertos de tenaz locura
y al beber de esa fuente de plácida cordura,
soy como lobo que aúlla a la luna