Rovesciare i propri occhi (Giuseppe Penone, 1970)

Rovesciare i propri occhi ("Turning One's Eyes Inside Out")
Rovesciare i propri occhi (“Turning One’s Eyes Inside Out”)

Las lentillas de espejo recubren el iris y la pupila, al ponerlas me vuelven ciego… colocadas sobre el ojo indican el punto de división, de separación de lo que me rodea. Como la piel son un elemento de frontera, la interrupción de un canal de información que usa como médium la luz. Su característica de espejo hace que la información que llega a mi ojo se refleje. Al bloquear la extensión de la vista se eliminan datos útiles para mi comportamiento posterior. Cuando los ojos, recubiertos por las lentillas de espejo, reflejan en el espacio las imágenes que perciben con los movimientos habituales de la observación, la facultad de ver se demora en el tiempo y la posibilidad de ver en el futuro las imágenes que los ojos han recogido en el pasado se confían al dudoso resultado de la grabación fotográfica. La imagen que el autor, en la tradición representativa, percibe, memoriza y retransmite con la obra en un tiempo sucesivo, en este caso, es transmitida por la obra antes que el autor la haya visto. El retraso con el que me adueño de las imágenes, vuelve las lentillas de espejo adivinatorias del ver futuro.

Giuseppe Penone, 1977