Rincón exquisito

Desde donde me sentaba yo, escribo… sin escribir.