Recogía los pedazos de una ilusión que se desvaneció cuando llegamos al invierno de nuestra esperanza, aún sentía como un niño buscando una pista que me devolviese a ti, rastreando en cada recodo del camino una aventura por descubrir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *