Preguntas con respuesta

Propongo una reflexión a partir de este sugerente y magnífico vídeo de animación: Doll Face de Andy Huang.

¿Vivimos en función de nuestros deseos? Y si esto es así, ¿hasta dónde seríamos capaces de llegar para conseguirlos? Es más, ¿son nuestros deseos realmente propios, o nos vienen impuestos desde el exterior? ¿Quiénes somos realmente, nosotros mismos o la imagen de nosotros que desde afuera nos han creado?

Cualquier realidad es mucho más valiosa que su prototipo virtual, un ideal creado únicamente para frustrarla y finalmente destruirla como entidad independiente, arrancándola de sus raíces.