Nunca te vi en mi sueño
no adiviné tu llegada
ni tu beso primero
alma que alma atrapa
sentido con anhelo
lluvia inesperada.
Nunca te vi en mi cielo
de palabras enamoradas
sutiles versos
y glosas delicadas,
mas ahora eres deseo
amor que mi corazón clama
no por inesperado menos
que mi vida reclama