Nuevas sensaciones

Cuando lo que tenemos alrededor sabe a poco o simplemente se acaba, unos deciden sentarse y hallar el porqué de esa nueva situación; otros optan por armarse de valor, dejar sus miedos atrás y salir en busca de nuevas sensaciones. Un simple paso puede ser el comienzo de un gran hallazgo.

Reflexión de autor anónimo leída en Internet

5 comentarios en “Nuevas sensaciones”

  1. Y, después del primero, damos otro paso y otro hasta que sentimos que nuestra coraza se resquebraja un poco más con cada uno de ellos, y aprendemos que hay un tiempo para la desolación y otro para la alegría; horas de reír y horas de llorar… Y ese proceso no terminará nunca y nos iremos un día de aquí ignorando muchas otras cosas, pero habremos vivido mientras anduvimos y sabremos cuánto hemos ganado, aunque al dar aquel tímido primer paso no nos lo pareciera.

    Caminar es vencer a la desesperanza y al vacío que otros provocaron, saber que nos sentimos vivos, con ilusiones y expectativas renovadas, conscientes de que los sueños más hermosos pueden cumplirse porque así nos lo propusimos al renegar de la abulia del que sólo sabe relamerse las heridas y lamentarse de ellas, encogido sobre sí mismo en su confortable sofá, como un náufrago en una balsa.

  2. Creo q ambas opciones se complementan. Me parece q esta bueno sentarse y encontrar las respuestas que necesitemos hallar para luego seguir nuestro camino, descubriendo nuevos paisajes, disfrutando nuevas sensaciones. Creo q a veces es necesario detenerse un instante para realmente poder avanzar.
    Bellisima musica, me encanta la dulzura de su voz.
    Besos 🙂

  3. Estoy casi segura que andas en eso,en encontrar siempre nuevas sensaciones,Ángel; aunque para eso tengas que salir de tu cómoda casa giratoria. 😉
    Ya sabes,un pequeño paso para el hombre ,un gran paso para la Humanidad…
    Habrá que animarse y darlo.Un abrazo.

  4. Pequeños pasos y mucha paciencia para andar el trecho. Y sí: uno de esos pequeños pasos puede ser el principio de una nueva y grandiosa travesía. Lo más inesperado, aquello que menos se parece a lo que alguna vez imaginaste,… ahí puede hallarse esa nueva sensación. Gracias Fran, gracias Clau, gracias Isabel.

  5. Con paciencia se cocinan platos sabrosos. Los guisos arrebatados o se queman o se quedan crudos.
    La paciencia es la que, escaseando en este mundo de prisas, nos lleva lejos. La velocidad no es garantía de llegar antes; sino la perseverancia en el camino emprendido, porque lo importante es llegar. Y para ejemplo la fábula de la liebre y la tortuga.

    Gracias Ángel por la música de Priesner, en Salir del laberinto . Un placer de sensaciones para quienes somos algo profanos en esas músicas que nos regalas con tus textos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *