Me gusta conducir

Sin rumbo conduzco mi coche, recorriendo ciudades y lejanos parajes, con el sol calentando mi cara a través de las lunas y la música invadiendo mi peregrinaje. Suena un tema del grupo Love, Alone again or, psicodelia de finales de los sesenta para despertar mentes adormecidas y corazones atormentados. Conduzco sin esperar nada, sin buscar nada, y me pierdo levemente cuando los caminos tocan a su fin. El mundo no está ahí para mí, pero yo disfruto de cada detalle que salta ante mis sentidos. Me muevo por lugares en los que ya estuve y los reciclo como nuevos, desconocidos e inexplorados. Me gusta esa sensación.

[audio:http://www.lacasagiratoria.com/muzzik/alone.mp3]

AUDIO:
Intérprete: Love
Tema: Alone again or
Álbum: Forever changes (1967)

5 comentarios en “Me gusta conducir”

  1. Describes un instante en el que he ardido mil veces. Y tomo la voz prestada de un poeta que miraba al mar desde el lado opuesto a nuestro mediterráneo, distanciados se complementan, el mar y las almas. Asi el humo de la brasa rediviva, te devuelve la caricia de tu mirada con unas palabras robadas a un portugues que, por lo que se, no te es muy ajeno.

    JUNTO AL AGUA

    (Eugénio de Andrade, “Todo el oro del día”)

    He estado sentado en esta piedra
    escuchando, por decirlo así, el silencio.
    O en el lago caer un hilillo de agua.
    El lago es el estanque de aquella edad
    en la que no tenía el corazón
    herido. (Porque el amor, perdona que lo diga,
    ¡duele tanto! Cualquier amor, incluso el nuestro,
    tan hecho de privaciones.) Estoy donde
    siempre estuve: tan cerca de ser agua.
    Envejeciendo en el rumor del caño
    por el que tan sólo corre el silencio.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *