Manos que escriben deseos
en aventuras irrealizables
imagino amaneceres bellos
bajo la luz de un sol radiante
viviendo nuevos retos
en miles de instantes
no por número, eternos
no por nuestros, fugaces