Las tortugas también vuelan

A veces ocurre que va uno al cine y la sala está vacía, pero cuando esto ocurre un sábado por la tarde con una obra maestra, la cosa empieza a ser preocupante. Me ha ocurrido con la película ganadora de la Concha de Oro en el último Festival de Cine de San Sebastián: “Las tortugas también vuelan”, del director kurdo-iraní Bahman Ghobadi.

Los habitantes de un campo de refugiados kurdos en la frontera entre Irán y Turquía son los protagonistas. Buscan desesperadamente una antena parabólica para enterarse de las noticias internacionales ante la inminente guerra que se avecina. Pero son los niños los que llevan el peso absoluto de esta historia brutal, niños marcados por la guerra, mutilados, huérfanos, desarraigados, convertidos en adultos pese a su temprana edad y obligados a sobrevivir en unas condiciones durísimas.

Bahman Ghobadi contó con protagonistas reales para su película. Niños que vivieron el horror, algunos mutilados realmente, representando sus propias experiencias en una actuación deslumbrante, lo cual hace más duro si cabe este alegato antibelicista. Pero “Las tortugas también vuelan” no es una película bélica, sino humana, que muestra la vida diaria de estos niños, sus sentimientos, su sufrimiento, su día a día recogiendo minas antipersona y vendiéndolas en el mercado clandestino.

Quienes esperen un alegato antiamericano saldrán decepcionados, pues Ghobadi refleja principalmente el momento inminente a la invasión y las brutalidades cometidas por Saddam Hussein en el Kurdistán Iraquí.

Declaraciones del director:

Saddam en un criminal de guerra. Hacer un inventario de sus crueldades llevará años, si es que alguna vez puede completarse. Yo me alegro de que esté encarcelado y espero que tenga un juicio justo. Esta opinión no significa ni mucho menos que haya apoyado la guerra. Había otras formas de sacarlo del poder. Mi intención fundamental era hacer un alegato contra la violencia. No solo sobre sus consecuencias directas, sino también sobre las secuelas que permanecen años después de que se haya producido.

En la película todos los personajes buscan información vía satélite sobre la guerra que se avecina, aunque no entiendan el idioma y las imágenes mostradas en la televisión vayan en contra de sus creencias, pero finalmente la información les llega a través de las predicciones del niño mutilado. Esto se debe a que, en mi opinión, las cadenas de televisión pertenecen a grupos de intereses que consideran a los ciudadanos del mundo como simples figurantes. Ellos, con sus cadenas y sus guerras, nos usan como juguetes y nos imponen su guerra sucia para ganar más dinero. Dada la situación en que se encuentra nuestra región y sus repercusiones en el mundo entero, yo pongo en duda cualquier forma de información, ¡incluso la prensa escrita!

La parte más difícil fue trabajar con niños. Psicológicamente era muy duro porque estaban obligados a revivir en la ficción las calamidades que han sufrido. Tuvimos momentos muy complicados, en los que incluso me planteaba hasta qué punto era justo lo que estaba haciendo. Pero ellos comprendían que era necesario que el mundo viera por lo que habían pasado. Al final, éramos como una gran familia. Me siento muy unido y agradecido a todos.

Por mi parte, recomendaros fervientemente esta absoluta obra maestra que recibió de forma unánime el galardón en San Sebastián. No es para menos. La película no es fácil de ver. El nudo en el estómago que se le queda a uno al final es muy difícil de desatar, pero hay que hacer un esfuerzo. No olvidemos que cosas así ocurren actualmente en la mayor parte del planeta, y que nuestro estado del bienestar no es más que una pequeña isla tecnológica que nos mantiene ciegos y entretenidos, pero no es la realidad.

El impacto sobre la sensibilidad es demoledor. Sé que me será muy difícil olvidar la inmensa ternura, compañerismo y humanidad de estos niños en el epicentro del infierno.

LAS TORTUGAS TAMBIÉN VUELAN
(Lakposhtha hâm parvaz mikonand)

Irán – Irak – Francia, 2004 | 95 min.
Dirección y guión: Bahman Ghobadi
Más información: Web oficial | Ficha en IMDb