La mano en alto

Quizás no es amor sino quimera,

el oasis en que mi alma te espera

y aún en vano intento,

al cielo mi mano tiendo

por si un día volver decidieras

y otra piel te retuviera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *