La casa del pino

Imagen
He empezado a fotografiar casas abandonadas con bosque dentro. Suena extraño, pero esta casa alberga un magnífico ejemplar de pino que, por su aspecto, se diría que está encantado de vivir allí. Su casa no es elegante, ni lujosa, ni cara, ni falta que le hace. Su casa es sencilla, abierta, inhabitable para los humanos y sin tejado (esto es lo que más le gusta al pino), porque puede asomarse permanentemente y ver el cielo.