La buena estrella

¿Quién dijo que no se puede retomar la vida una vez traspasados los límites de lo soportable?

El sol renueva el día, así como las estrellas renuevan la noche de manera inevitable; nuestro cuerpo y nuestra mente actúan de igual manera.