8 comentarios en “Juicios infundados”

  1. Hasta cierto punto. El que comprenda los orígenes del nazismo no exime que me espante ante la crueldad de sus ejecutores. Y juzgo.

    Ángel, te envío un gran abracito.

  2. supongo que la frase está servida especialmente para conflictos caseros… ¿no? Toda la razón. Sólo una cosa, ¿cómo se puede juzgar a alguien sin comprenderle?
    besos mmar

  3. Comprender es acercarse (o alejarse) del conflicto. Quien juzga debe distanciarse, sin duda. Juzgar es, al fin y al cabo, aplicar normas a un suceso. Y esas normas, independientemente de si son justas o no desde un punto de vista ético y moral, son las que son.
    Pero quién dijo que la justicia fuera justa.

  4. JUzgamos porque somos humanos, demasiado humanos, tanto que de algún modo somos dioses, somos jueces y tambien verdugos…está en la propia naturaleza humana…hacemos la ley; para poder hacer la trampa…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *