Hurto minutos al tiempo que de ti me aleja, tu ausencia no es sino oquedad que causa mi desasosiego y turba mi alma, desvela mis noches la añoranza de tu hálito, mas el alba despunta y colma mi deseo con tu presencia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *