15 comentarios en “Ganar o perder”

  1. Y así después de esperar tanto, un día como cualquier otro decidí triunfar… decidí no esperar a las oportunidades sino yo mismo buscarlas, decidí ver cada problema como la oportunidad de encontrar una solución, decidí ver cada desierto como la oportunidad de encontrar un oasis, decidí ver cada noche como un misterio a resolver, decidí ver cada día como una nueva oportunidad de ser felíz.
    Aquel día descubrí que mi único rival no eran más que mis propias debilidades, y que en éstas, está la única y mejor forma de superarnos, aquel día dejé de temer a perder y empecé a temer a no ganar, descubrí que no era yo el mejor y que quizás nunca lo fui, me dejó de importar quién ganara o perdiera, ahora me importa simplemente saberme mejor que ayer.

    Aprendí que lo difícil no es llegar a la cima, sino
    jamás dejar de subir.
    Aprendí que el mejor triunfo que puedo tener, es
    tener el derecho de llamar a alguien «Amigo».

    Descubrí que el amor es más que un simple estado de enamoramiento, «el amor es una filosofía de vida».

    Aquel día dejé de ser un reflejo de mis escasos triunfos pasados y empecé a ser mi propia tenue luz de este presente; aprendí que de nada sirve ser luz si no vas a iluminar el camino de los demás.

    Aquel día decidí cambiar tantas cosas…aquel día aprendí que los sueños son solamente para hacerse realidad, desde aquel día ya no duermo para descansar…ahora simplemente duermo para soñar.

    Walt Disney

  2. Lo mas blando del universo
    atraviesa lo mas duro.
    Lo que no tiene forma penetra en lo que no presenta
    ningun resquicio.
    Por esto conozco el beneficio de la no-acción.
    La enseñanza sin palabras
    y el beneficio de la no-acción
    no tienen comparacion en el universo.

    TAO TE KING de Lao Tse.

    A veces es mas complicado dejar que las cosas fluyan por si mismas, manteniendote al margen, que participar y arriesgar, cosa que nos da la oportinidad de exivirnos, en el mejor de los casos.
    Comprender que hay un orden en el universo y que la armonia a veces se alcanza con la busqueda interior y no con el reconocimiento exterior, puede ser muy complicado.

  3. Según las estadíscas (ciencia exacta), las probabilidades de ganar son un 50% y de perder un 50%. Por lo tanto, no es tan fácil perder. Entonces, si pensamos que es difícil perder (porque siempre esta la posibilidad de ganar), hay que hacer algo, como por ejemplo: hacer las cosas paso a paso, con descanso. De esta forma, si te equivocas (pierdes), te cuesta menos remontar y seguir adelante. Si se hace todo de una vez, el riesgo de perder es mayor. Malo, malo, malo…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *