¡Hoy cumple un añito!

fiestaTal día como hoy, hace un año, surgió el primer post de La Casa Giratoria. Recuerdo que se llamaba En el principio era la nada, y sería la base sobre la que crecería este blog. 🙂

fiestaDespués de todo este tiempo La Casa no para de girar 🙄 , con más visitas y amigos que nunca. Un año en un blog equivaldría a más de diez en la vida de una persona, al menos así lo pienso. A pesar de seguir siendo pequeña, de estar permanentemente comenzando y aprendiendo a seguir adelante, La Casa Giratoria muestra un desarrollo curioso. 😎

fiesta A veces me sorprende a mí mismo 😯 , porque va de acá para allá, probando continentes y contenidos, cambiando, quizás evolucionando, sin que yo pueda hacer demasiado por controlarlo.

fiestaEl caso es que hoy cumple un añito y quería felicitarla como un habitante más :oops:, además de daros las gracias por seguir estando ahí y por hacer que el número de visitantes distintos aumente un mes tras otro. Sinceramente, soy el primer sorprendido 😮 ¡Han pasado tantas cosas!

fiestaAlguien me dijo el otro día que “un blog es como un hijo: requiere atención diaria”, y algo de razón tenía. Condiciona bastante nuestro día a día y a veces intentamos ver cómo era nuestra vida sin él :mrgreen: , pero le queremos mucho. Influye en nuestras vidas de muchas maneras posibles, buenas 😈 y no tan buenas :evil:, pero también nos da grandes satisfacciones, que es lo verdaderamente importante. 😉

fiestaMe siento feliz en esta casa y espero que también quienes la visitáis. Sin vosotros no sería lo mismo. Gracias, de todo corazón. Muchísimas gracias.

Ya sabéis la dirección. ¿Os apuntáis?
¡Estáis invitados a la fiesta! 😀