Es tu rastro lo que aún persigo
por más tardes, lágrimas o adioses impíos
soy de tu amor cautivo
de tu granero, trigo
En tu rada busco abrigo
al calor de tu estío
respuestas a mi destino
unir tus labios a los míos
Busqué tu rastro, te deseaba conmigo
en lo venidero y lo vivido,
busqué remanso en tu río
caudal donde mi amor ubico.
Hallé al fin a mi búsqueda sentido
final, principio, infinito…