En los límites del día
sigo estelas en el aire
promesas en mis bolsillos
lágrimas en tu recuerdo.
Alcanzo la noche
entre bruscos escalofríos
e inquietos momentos
sin el consuelo de tu pulso
sin el alivio de tu apoyo
No concibo un alba
en otro relato

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *