En el rascacielos

Imagen Ha llegado el otoño incluso aquí, que nunca hace demasiado frío. Desde las alturas del rascacielos recuerdo una canción de Family que decía:
Desde aquí domino el gran país,
este rascacielos es gigante.
Alguna tarde, siempre de octubre,
despejado todo el horizonte,
veo claro el porvenir.

Era verdad, porque estamos en octubre y oteando el horizonte se ve todo más claro, casi transparente… Algunos días se ve el otro lado del mar, la otra orilla de esperanza, paisaje inspirador que guarda las normas para no desviarse de la meta. En un mundo donde todo nos aleja de nosotros mismos, conviene recordar la importancia de la propia individualidad y libre crecimiento interior, para que nuestra vida no se quede en anécdota de lo que podría haber sido.