En el principio está la admiración

En el principio está la admiración

Es algo realmente curioso que este universo sea un “cosmos”, un todo armónico y no un “caos”, un desorden. Ese todo armónico es un enigma que nos asombra y nos produce admiración, generando en nuestro interior una gran suerte de interrogantes. ¿Cómo es posible esa armonía en el universo a pesar de lo diferentes que son entre sí los seres que lo componen, a pesar de los cambios constantes que en él se producen? La pregunta viene generada por la admiración y el asombro que este mundo enigmático produce en nosotros, pero ¿cuál es la respuesta?

Fueron los mitos de la antigüedad los que primero intentaron contestar al gran enigma, a través de narraciones fantásticas que recurrían a las fuerzas sobrehumanas para explicar el origen y la regularidad del cosmos: dioses, semidioses o poderes cósmicos personificados.

La filosofía occidental también intenta responder a la gran pregunta, pero recurriendo al logos, esto es, a través de explicaciones racionales que pretenden sustentarse en argumentaciones.

En lo que a mí respecta, me quedo con los mitos y la actividad de los primeros filósofos, que recurrían frecuentemente a explicaciones míticas. Recomiendo fervientemente leer a los filósofos presocráticos, sobre todo a Heráclito, del que hablaré otro día. Baste hoy con añadir a mis reflexiones un fragmento de la Metafísica de Aristóteles, que hace un intento de responder a la gran pregunta del principio armónico:

Los hombres comienzan y comenzaron siempre a filosofar movidos por la admiración. […] Pero el que se plantea un problema o se admira, reconoce su ignorancia. Por eso también el que ama los mitos es en cierto modo filósofo; pues el mito se compone de elementos maravillosos. De suerte que, si filosofaron para huir de la ignorancia, es claro que buscaban el saber en vista del conocimiento, y no por alguna utilidad.

Aristóteles, Metafísica

5 comentarios en “En el principio está la admiración”

  1. ¡¡ Qué casualidad !! Ayer tade empecé a leer «Los mitos griegos» de Robert Graves, tocho impresionante con el que pienso satisfacer mi curiosidad y aliviar mi desconocimiento total sobre el tema.
    Un saludo.

  2. hace una semana compre «Metafísica» de Aristóteles, pero sucumbí ante «100 años de soledad» de Márquez primero… cuando lo termine comienzo el de Metafísica :p lo poco que leí del libro me gustó mucho, supongo que será cuestión de sacudir el polvo de la neurona y poner de nuevo en funcionamiento un rato…

  3. primeramente ami me agrada todo aquello que hable sobre mitologias pues yo siempre he dicho nada se puede decir o hacer sin ver nada,es decir creo en las mitologias no tanto al 100 porciento, peo si en parte.saludos y pues muy buen tema

  4. yo de lo que no estoy completamente segura es de que sea un «cosmos» y no un «caos», que son dos palabras humanas para capturar ideas del todo intangibles para los hombres, siempre tratando de encerrar al infinito, siempre definiendo el Todo en pequeñas partes….

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *