En abundancia de amor nadaba
dulce, sencillo y afable
de la noche oscura al alba clara,
fresco soplo de aire
recóndita vida alcanzada
manantial que no cesa
alegría, regocijo, algazara…
Triste día que aún me quema
orgullo vano en necias palabras
no hallé camino de vuelta
te perdí en la encrucijada