El futuro

Uno nunca sabe a ciencia cierta qué le deparará el futuro. Todo son dudas, posibilidades en marcha, preguntas sin respuesta. Pero el día en que lo tengas todo claro, el día en que ninguna duda asalte tu camino, ese día estarás más muerto que vivo.