Duerme Lisboa

Parque Eduardo VII (Lisboa)
Parque Eduardo VII (Lisboa)

En mi querida Lisboa, ciudad de luz blanca donde siempre es un placer regresar, el parque Eduardo VII se queda sin hojas durante el invierno. Día tras día sus árboles se van desprendiendo de ellas, ininterrumpidamente, mientras lo atravieso caminando despacio, invadido por una dulce saudade, feliz de estar de vuelta.

Recuerdo ahora una canción de Pablo Guerrero que es la responsable de que hace muchos, muchísimos años, naciese mi empeño en conocer la ciudad. ¡Quién me iba a decir que por tercera vez volvería a recorrer sus calles! Y habrá una cuarta, porque a las cosas que verdaderamente merecen la pena hay que cuidarlas, retomarlas, amarlas profundamente.

Allí hemos sabido naufragar a la perfección, sólo allí era posible esta vez.