De heridas acucia mi alma,
la sombra de tus palabras,
el rebato de tu vacío
y la carencia de tu mirada