Una mattina

Convulso es el sueño cuando se espera el alba, angustiosa guarda para el rescate del hades, un segundero avanza pero el tiempo se ha detenido en algunas esquinas y con sutiles artimañas consigue captar almas… las sombras comienzan a atenuarse, la lúgubre negrura se resquebraja y aún tímidamente, un resquicio de luz penetra dispersando las tinieblas. Un sinfín de alegres sones acompasados anuncian el fin de un ciclo y en el horizonte, reflejado en las gotas de rocío, irrumpe el amanecer…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *