Casiopea

Fotografía

Casiopea sabe más de lo que parece.
En sus pequeños ojos negros cabe el universo entero
y sabe muy bien qué hacer con todo eso…

8 comentarios en “Casiopea”

  1. A veces me pregunto si los animales saben más que nosotros,al menos, demuestran ser más inteligentes en muchos aspectos…
    Saben lo que pueden y hasta dónde pueden,y en su ignorancia son mucho más felices que nosotros,que vamos de listillos.
    Tal vez tengamos mucho que aprender de ellos observándolos…
    En ese sentido escribe el poeta Angel González:

    INTRODUCCIÓN A LAS FÁBULAS PARA ANIMALES

    Durante muchos siglos
    la costumbre fue ésta:
    aleccionar al hombre con historias
    a cargo de animales de voz docta,
    de solemne ademán o astutas tretas,
    tercos en la maldad y en la codicia
    o necios como el ser al que glosaban.

    La humanidad les debe
    parte de su virtud y su sapiencia
    a asnos y leones, ratas, cuervos,
    zorros, osos, cigarras y otros bichos
    que sirvieron de ejemplo y moraleja,
    de estímulo también y de escarmiento
    en las ajenas testas animales,
    al imaginativo y sutil griego,
    al severo romano, al refinado
    europeo,
    al hombre occidental, sin ir más lejos.
    Hoy quiero —y perdonad la petulancia—
    compensar tantos bienes recibidos
    del gremio irracional
    describiendo algún hecho sintomático,
    algún matiz de la conducta humana
    que acaso pueda ser educativo
    para las aves y para los peces,
    para los celentéreos y mamíferos,
    dirigido lo mismo a las amebas
    más simples
    como a cualquier especie vertebrada.

    Ya nuestra sociedad está madura,
    ya el hombre dejá atrás la adolescencia
    y en su vejez occidental bien puede
    servir de ejemplo al perro
    para que el perro sea
    más perro,
    y el zorro más traidor,
    y el león más feroz y sanguinario,
    y el asno como dicen que es el asno,
    y el buey más inhibido y menos toro.
    A toda bestia que pretenda
    perfeccionarse como tal
    —ya sea
    con fines belicistas o pacíficos,
    con miras financieras o teológicas,
    o por amor al arte simplemente—
    no cesaré de darle este consejo:
    que observe al homo sapiens, y que aprenda.

    (Ángel González)

    Mis saludos.

  2. Unos versos estupendos, Isabel, muy al hilo de la imagen, al menos para mí…
    Leí a Ángel González hace años, pero este poema no lo conocía.
    El género humano puede ser el más «animal» de todos cuantos existen, sin duda.
    Gracias y un abrazo 🙂

  3. Gracias ,Ángel,;sigue gustándome la foto cada vez que la veo…;tiene cara de decir:» ¿Y a mí…,qué?»…
    Ella a lo suyo…;la lentitud.
    Inteligente, sin dudas.Un nuevo saludo.

  4. tus ojos fijos,frios,y calidos en la insistencia de saber el secreto de algo prohibido para nosotros,los humanos.

    la sutil sonrisa k se percibe en su boca parece estar a punto de decirnos (como apunta Isabel), ! y… a mi ké??!!?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *