Calculadora de la Huella Ecológica

¿Te has llegado a preguntar cuánta naturaleza necesitas para proveer tu estilo de vida?

Esta calculadora de la Huella Ecológica estima cuánto terreno y espacio marino es necesario para generar todo lo que estás consumiendo y tirando a la basura. Después de responder a 15 preguntas sencillas, podrás comparar tu Huella Ecológica con la de otros y con la capacidad ecológica disponible en este planeta.

Atención: esta calculadora podría sorprenderte, o hacerte pensar…

8 comentarios en “Calculadora de la Huella Ecológica”

  1. Procuro aportar mi granito de arena, pero demasiado a menudo me da la sensación que no deja de ser eso, un granito de arena en la inmensidad del desierto, una lágrima en el mar.
    Es fácil desanimarse ante según qué cosas, viendo determinadas actitudes y acciones que de un plumazo dejan en nada todo lo que uno puede aportar con su pequeño esfuerzo.
    Demasiado a menudo me echaría a llorar cuando veo esos lugares que conocí hace 25 años y ya no reconozco.
    He hecho el test y, pese a estar supuestamente por debajo de la media, estoy por encima de lo que debería consumir; de lo que deberíamos consumir. Reconozco que me he desanimado un poco.

  2. Lo siento, comparto y apoyo la iniciativa, pero no me parece justo del todo. He probado la calculadora ecológica. Ciertamente hace que uno se de cuenta de cosas en las que no repara muchas veces, pero si se detienen ustedes a hacer una prueba en busca de 1MUNDO no podrán conseguirlo más que viviendo sin agua, sin corriente eléctrica, en menos de 30m de vivienda, montando en bici o en algún animal, comiendo carne y demás productos locales… en definitiva creo que tampoco se trata de eso. No me ha parecido realista.

  3. Descorazonador. Lo que yo querría es vivir en una comunidad, una especide ghetto, un moderno falansterio, mas eso luego traería problemas…

    Queda ser firme con las cuestiones ecológicas, ante cualquier atropello…

  4. Nadie cae en la cuenta, y es curioso, pero la primera pregunta de este test -y si lo comparáis, los resultados varían drásticamente a mejor- se refiere al gasto que supone la dieta que llevamos. Si eres vegetariano, tu huella ecológica se reduce muchísimo. Y es que comer carne primero es ignorar que los animales son como nosotros y tienen interés en vivir, y un despilfarro de energía que se podría haber destinado al consumo de vegetales.

    Sé que falta conciencia hasta para cosas mucho más obvias, pero deberíamos empezar a considerar este punto.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *