Buena Vida (Delivery)

Ayer fui al cine a ver una película argentina, Buena vida (Delivery), comedia dramática de Leonardo Di Cesare que muestra la realidad de la gran crisis económica que atravesó el país en el 2001 y que aún perdura.

Hernán es un joven que vive solo en una ciudad argentina después de que su familia emigre a España buscando mejores condiciones de vida. Trabaja como repartidor a domicilio y está enamorado de Pato, la empleada de una gasolinera, que acabará alquilando una habitación en casa de Hernán. Comienza así un idilio amoroso entre ambos que se verá prontamente interrumpido por la inesperada visita de la familia de Pato a la casa de Hernán. Lo que parecía la típica visita familiar de una noche, se va alargando. Los días pasan y la familia no se va, sino que acaban montando una fábrica de churros en la sala de estar, convirtiendo una historia de lo más normal en una dramática situación que el director utiliza para ofrecernos una visión hiperrealista de la situación social argentina tras la crisis económica, digna del mejor cine social de Berlanga o Azcona.

La interpretación magistral de los personajes, un guión lineal previsible pero increíblemente bien elaborado, la visión apocalíptica de un país sumido en una crisis brutal, el reflejo de una sociedad donde los valores se desmoronan, la familia se descompone y aumenta salvajemente la ley del “sálvese quien pueda”, convierten a “Buena Vida (Delivery)” en un film perfecto para entender lo que está pasando en Argentina, un panorama que a veces nos puede resultar ajeno, pero cuidado, porque lo que nos muestra Leonardo Di Cesare no está nada lejos de lo que podría ocurrir en cualquier país.

Hiperrealismo sublime que nos abre los ojos ante la realidad de un mundo que nos es ciertamente cercano a los españoles. Película absolutamente necesaria para todos aquellos que se permiten juzgar a los inmigrantes argentinos o de cualquier otra nacionalidad, por los motivos que sean. El panorama que muestra el director es algo ante lo que casi todos nosotros saldríamos corriendo en busca de algo mejor, incluso si eso implica abandonar nuestro país.

La película, a pesar de su cartel nada atrayente y de que la presenten como una comedia, es un dramón social que te va a tocar la fibra sensible, en el mejor de los sentidos, invitándote a reflexionar y quizás plantearte: ¿qué haría yo en una situación así?, pregunta que deberemos hacernos en cualquier momento en que nos tropecemos con un inmigrante, legal o ilegal, sea del país que sea.

BUENA VIDA (DELIVERY)
Argentina, 2004 | 92 min.
Dirección: Leonardo Di Cesare
Más información: Web oficial | Ficha en IMDb

15 comentarios en “Buena Vida (Delivery)”

  1. Perdona mi intromisión, pero esa película está ya en cartelera en españa?? No había oído hablar aún de ella, pero tu comentario me ha convencido, además, las películas argentinas siempre tienen algo especial, que las hace ser conmovedoras, realistas…

    Un beso.

  2. Pablo: yo tomo nota de tus sugerencias, “Luna de Avellaneda” y “Whisky”. Gracias.

    Marta: se estrenó en Argentina el 12 de agosto de 2004 y en España el 4 de marzo de 2005. No sé si será fácil encontrar salas de cine donde la proyecten. Yo la ví en unos multicines del Mar Menor que dedican una sala a cine de autor y versión original subtitulada, por lo que imagino que la película no debe tener una distribución masiva. Espero que la encuentres.
    Beijo.

  3. Yo nombré esas películas porque también son argentinas, y muestran una cierta melancolía y amargura, seguro que te gustan.

    Ahh y no es Pablo, sino Palo..jajaja, lo utilizo como firma en mi blog, además yo en realidad soy tocayo tuyo..jejeje

    Saludos.

  4. Hombre ¿Vas al cine y no me llamas? Que mal, q decepción 😛
    Pues yo creo q no tiene q ser dificil encontrarla en videoclubs en unas cuantas semanas y si aún así no la localizamos, siempre nos quedará la fnac…

  5. Sonela: tienes mil tipos de besos. El de hoy me ha encantado 😉

    Palo: hoooooola, tocayo!!! Metí la gamba con tu nombre escribiendo rápido. Pero mira, así sé como te llamas!!!
    Tienes razón en lo de la melancolía. Me atrae sin remedio, pero yo soy más fuerte. 😕

    Azulica: yo creo que estará en videoclubs dentro de poco. Habíamos 3 personas en la sala del cine Las Velas de Los Alcázares. Vaya éxito!!! 😀

  6. ah, yo que soy Argentina… no creo que halla mucho que comentar sobre la situacion que pasamos, no es tan diferente a la de muchisimos otros paises.
    Es una lastima que yo que vivo aqui no sepa nada de esta pelicula, las salas de cine estan asquerosamente saturadas de carteles de peliculas americanas vacias y repetitivas…

  7. Tiene muy buena pinta y la crítica la encuentro muy profesional, ¿te dedicas a ello?. Me han entrado muchas ganas de verla. Saludos.

  8. Gala: “las salas de cine estan asquerosamente saturadas de carteles de peliculas americanas vacias y repetitivas” en medio mundo, no sólo allí. Aquí en España, o vives en una gran ciudad o vete olvidando de ver la mayor parte del buen cine que se estrena en los cines. Si yo te contara los kilómetros que me hago a veces para ir a ver una peli!!!

    Marta: ¡de nada! Muchas gracias a ti por visitar asiduamente mi casa, tu casa. 😉

    Chicamala: ¡qué va! No soy crítico cinematográfico, pero me encanta el cine, eso sí.

  9. Soy Argentino, y como tal la siento.Llego a mi algo tarde. Amarga y sincera.Me recuerda las peliculas italianas de post guerra,neorrealistas.-Luego de verla, no soy el mismo que antes…. admirable.-

  10. Cristian hurtado de mendoza

    Acabo de ver la pelicula en cinemax, por desgracia la vi ya comenzada, me gusto tanto que busque todo lo referente por internet asi cfue como llegue a dar con esto, espero poder encontrarla en el mercado (en dvd) porque aca (bolivia ) los cines no difunden peliculas latinoameriocanas por desgracia vivimos de la globalizacion del cine y de peliculas hollywood enteramente yo soy un amante del cine latinoamericano y tengo que buscar todo en formato de dvd nada mas

  11. La vi hace un par de años en el cine. No es buena… es buenísima! Yo la he tenido que contar a todo mundo (o sea que la he narrado ya como 10 veces). Aquí (en México) NADIE la vio.

    Ha sido una alegría ver que al menos tú la viste también. Por lo menos no la soñé. Ahora me dedicaré a soñar que la encentro… aunque sea pirata. jejeje…

    No sabes si reír o llorar cuando vas viendo las argucias de los parientes para enredar al pobre sujeto y echar cada vez más sus raíces en la casa.

    Cuando casi pisa a uno de los trabajadores dormido en el piso de su sala fue el colmo! Qué ingenio del cineasta!

    Gracias por compartirlo! Besos de cereza!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *