Bienvenida a la casa giratoria

Bienvenida a la casa giratoria. Di adiós al mundo social que dejas atrás, olvídate de tu monótono trabajo, de tu agotador papel de madre, hija, hermana, y no sólo hablo de tu familia, sino del papel que desempeñas con cada una de las personas, a las que no dudarías en incluir en la lista de gentes que pueblan tu vida, y que ahora te prestas rauda a dejar atrás.

Cierra la puerta tras de ti, echa el pestillo y pasa. Puedes ir eligiendo los rincones en los que te abandonarás a un tiempo detenido y generoso.

Despójate de tus miedos y tus trajes. La sociedad está fuera y cerraste la puerta. No hay nada de qué preocuparse. Relájate y ponte cómoda. Aquí no hay nadie más que tú; sólo yo.

4 comentarios en “Bienvenida a la casa giratoria”

  1. se puedeeeeeeee?, esta es la frase q se dice cuando llamas a una puerta, no?.
    Q bien, tenia tantas ganas de entrar a la casa giratoria, pero estaba esperando q me invitaran, pues la verdad q me encantó desde el primer dia q la vi, es q hay tantas similitudes con la mia : granada, naturaleza, musica, logotipo,miradas, ventanas, zen, vistas. Yo me cojo el rincon desde donde se ve el mar, ya estoy relajada y me siento comodísima, y tu?.
    Me encanta tu casa, gracias por la invitacion, me encantaria q vieras la mia no estamos muy lejos, yo diria q si alargamos las manos un poquito nos tocariamos.
    UnMardeBesos

  2. a mi me gusta entrar aqui de vez en cuando.)lo malo…pues que soy bastante curiosa y aqui hay mucho pa mirar jejeje,aun asi es verdad que se esta bien aqui quizas OKUPE alguna habitacion jejeje …besos deu.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *