Aprender a ser feliz

A pesar de que nuestros padres tendiesen al pesimismo, a pesar de que entre un 25% y un 50% de los genes condicionan nuestra tendencia a ver la botella medio llena o medio vacía, aún así queda un margen de maniobra. Es posible ser feliz. El vídeo lo explica muy bien, así que ¡manos a la obra!

5 comentarios en “Aprender a ser feliz”

  1. despues de ver este video…pues se me vienen muchas cosas a la cabeza,la primera es que cada vez pienso mas que pierdo la misma,bueno esta claro que mi caso es ver las cosas buenas y malas de todo,aunqe ultimamente de las malas casi siempre me rio..supongo que es porque es lo que en este momento necesito para poder ser mas feliz

  2. todavia no acabe…jajaja ,asi que continuo…vosotros que creeis?que se nace o se aprende el sentimiento de la felicidad?en mi podia casi asegurar que naci asi y que mi caracter es el de quedarme siempre con lo positivo,por mucho que la vida intente convencerme de lo contrario,jajajaja si es que se me va la olla con estos temas…espero me comprendais besos.)

  3. Si estoy con E. punset en q la felicidad esta en el proceso….
    Tb lo decia Herman Hesse, la felicidad esta en esas pequeñas cosas q le dan a la vida la sal y la pimienta y q a veces el fijarnos grandes metas nos impide percatarnos de esos fugaces instantes q dan a la vida la sal y la pimienta

  4. Hola Ángel,
    me gusta pasarme y ver las fotos del mar, de Calblanque… es estar un poco más cerca.

    Tengo una pregunta: ¿de dónde procede el dato del origen genético del optimismo/pesimismo («a pesar de que entre un 25% y un 50% de los genes condicionan nuestra tendencia a ver la botella medio llena o medio vacía»)?

    Un saludo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *