Ahora tenemos huecos para crecer, metas, proyectos, espacios que se abren en las paredes de la casa, tiempo para soñar.